CENTRO EDUCATIVO ENRIQUETA AYMER

buena madre

LA CONGREGACION

mjsscc

LA HISTORIA
DE LA BUENA MADRE

UI

vision


**FORMAR PERSONALIDADES COSMOPOLITAS EN TODOS LOS JÓVENES**
Nuestra familia SS.CC. nace en plena Revolución Francesa, (1789) tiempo marcado por la violencia, la división y la injusticia. Dos experiencias importantes de la vida de los fundadores son consideradas definitivas en el origen de nuestra familia religiosa. Los cinco meses que permaneció escondido José María Coudrín en el granero de la Motte D`Usseau, donde intuyó la Congregación como un proyecto de Dios para responder a las necesidades de la Iglesia de Francia y del mundo, después de la revolución.

La experiencia de cárcel vivida por Enriqueta Aymer, donde descubrió el verdadero sentido de su vida y tomó la decisión de ponerla al servicio de Dios y de los hermanos.

En noviembre de 1794, José María y Enriqueta se conocen y empiezan una relación de amistad muy cordial, y en este encuentro fija el inicio de lo que ellos llamaran “LA OBRA DE DIOS”.  Una Comunidad de Hermanos y Hermanas, que trabajan juntos para construir el Reino de Dios en el corazón de los hombres, sobre todo en aquellos que más sufren: los pobres, los niños, los jóvenes, los enfermos y los perseguidos.

En la noche de Navidad de 1800 (Siglo IXX) nace oficialmente la Congregación de los Sagrados Corazones.
La vida de la Congregación de los Sagrados Corazones, está marcada por la Comunión, la sencillez, el espíritu de la familia, la reconciliación, la fraternidad y el servicio a los necesitados. 

Los fundadores hicieron suyas las palabras de Jesús: “Vayan por todo el mundo y prediquen el Evangelio”, (Mc 16,15) que definen la vocación apostólica y misionera sin límites, ni fronteras, como Congregación internacional para el servicio del Evangelio.
De allí que  la Misión nos urge a una actividad Evangelizadora. 

Esto nos hace entrar en el dinamismo interior del Corazón de Cristo por su Padre y por el mundo, especialmente por los pobres, los afligidos, los marginados y los que no conocen la Buena Noticia.  La solidaridad con los pobres es una dimensión real de la vocación reparadora para restaurar la dignidad de la persona y trabajar por la justicia.

CAPILLA

capilla UN LUGAR PARA SENTIRSE
¡¡¡ BIEN !!!

mision

La misión principal de sus miembros se sintetiza en su compromiso de contemplar, vivir y anunciar el amor de Dios encarnado en Jesús, de modo particular a través del servicio en favor de los más necesitados y de la adoración eucarística.


ENLANCES EXTERNOS

GOOGLE

HOTMAIL

MONOGRAFIAS

AUTORES:

  • NANCY CORTEZ
  • MARTHA TENESACA
  • FABIAN MACÍAS